Trucos para exprimir todo el zumo de los cítricos

Trucos para exprimir todo el zumo de los cítricos

Queremos hacer una recopilación de los mejores trucos para exprimir la mayor cantidad de zumo de los cítricos, como limonesnaranjas, pomelos o limas.

Golpear y hacer rodar

Este es el truco más típico a la hora de coger el exprimidor. Darle un golpe suave contra la mesa y hacerlo rodar con una ligera presión por la mesa hará que la fruta dé bastante más jugo. El zumo se extrae de las membranas internas de la fruta, este método se basa en romper dichas membranas para que la fruta libere más líquido.

Calentar en el microondas

Otra forma típica, aunque algo menos conocida. Es darle un ligero calentón en el microondas. El calor romperá las membranas y la fruta nos dará bastante más jugo. Es importante meterlo no más de 15 segundos, ya que si se calienta en exceso puede perder propiedades o secarse. Este truco sirve tanto con limones, limas, naranjas o pomelos.

Congelar y descongelar

Este truco no funcionará para una emergencia, pero es muy útil a largo plazo, ya que no corremos riesgo que el cítrico se estropee, ni de que dé zumo caliente. Si guardamos las frutas en el congelador, la expansión del líquido al solidificarse romperá las membranas y al descongelarlos dará mucho más líquido sin apenas esfuerzo.

Cortar en vertical y apretar

Los cítricos también son un acompañamiento ideal para muchos platos de pescado y mariscos. En especial el limón suele estar presente junto a cualquier fuente. Nuestro consejo para extraer mejor el jugo es cortar el limón en vertical en vez de en horizontal. Primero corta las puntas y después pártelo en dos. Así, el diámetro de la fruta es menor y podremos exprimir mejor la fruta, ya que las membranas de las puntas siempre quedan fuera de nuestro alcance.

Utilizar la licuadora

Si nos apetece una limonada urgentemente hay una forma para preparar una naranjada o limonada de forma abundante y rápida. Mete los limones/naranjas enteros (con corteza) en la licuadora, junto con 4 tazas de agua por limón y algo de azúcar. Esto dará una limonada con un toque amargo muy interesante en cuestión de segundos, pero hay que consumirla inmediatamente o empezará a amargar.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *