Cantidad de leche recomendable al día

Cantidad de leche recomendable al día

La cantidad de leche recomendable al día para los adolescentes y jóvenes de hasta 25 años tiene que garantizar que una ingesta de 1200 mg de calcio, es decir, alrededor de 4 vasos de leche al día. La leche se puede sustituir por la cantidad equivalente de productos lácteos, como por ejemplo los yogures. El calcio es totalmente necesario para fortalecer, y sobre todo, evitar el debilitamiento de los huesos. No sólo los niños requieren una cantidad adecuada de calcio, también los adultos lo necesitan, aunque ya no se encuentren en la etapa de crecimiento. Como no podía ser de otra forma, los huesos notan el paso del tiempo y el calcio es un gran aliado para proteger y evitar el desgaste de la estructura ósea.

Cantidad de leche recomendable al día para adultos

Para adultos, es decir a partir más o menos de los 25 años, la cantidad de calcio se puede reducir a unos 800 miligramos al día, es decir unos dos vasos de leche. En cambio, las mujeres embarazadas deben continuar con los cuatro vasos de leche al día, ya que durante la gestación el organismo requiere mayor cantidad de calcio.

De hecho, muchos médicos aconsejan consumir pastillas de calcio como complemento a la dieta diaria. ¿Qué ocurre si no consumimos la cantidad recomendada de calcio? En primer lugar, no se está aportando un nutriente necesario para el organismo y esto puede acarrear consecuencias. La enfermedad más frecuente, relacionada con el deterioro de los huesos, es la osteoporosis, que provoca fracturas, desvíos en la columna vertebral y dolores fuertes, debido al debilitamiento de los huesos.

Esta enfermedad suele afectar en mayor medida a las mujeres, especialmente a partir de la menopausia, momento en el que se acelera el desgaste óseo.

Productos con calcio

Los derivados de la leche, como los yogures, los quesos, la cuajada o las natillas suelen aportar una cantidad importante de calcio. Los expertos aconsejan que, a partir de una cierta edad, se consuman estos productos, pero desnatados, para evitar la ingesta de grasas que podrían ser perjudiciales.

Sin embargo, y al margen de estos productos lácteos, el calcio también se encuentra en frutas y verduras. El brócoli, las espinacas o la coliflor son algunos de ellos. También las almendras, el salmón o las sardinas. Estos alimentos deberían formar parte de una dieta saludable, y sobre todo rica en calcio.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *