Alimentos no saludables que no lo parecen

Alimentos no saludables que no lo parecen

Los alimentos saludables nos ayudan a mantener nuestro cuerpo sano aportándonos los nutrientes necesarios para afrontar las necesidades de nuestro día a día. Reducir los alimentos no saludables como los fritos, la bollería industrial y los superprocesados en general permiten que alcancemos ese objetivo. Sin embargo, ¿estamos seguros de que todos los alimentos saludables lo son?

Vamos a explicarte todo lo que necesitas saber para identificar alimentos que aparentemente son saludables, pero realmente se alejan mucho de lo que puede ser considerado un buen alimento.

Cómo identificar alimentos no saludables

Los alimentos no saludables, a primera vista, pueden parecer que son saludables porque llevan una etiqueta de “Bajo en grasa” o “0% sal”. Pero que no te engañen con esas etiquetas, ya que hay que revisar 3 datos importantes sobre el producto para estar 100% seguros que forma parte de los alimentos saludables y no está camuflado entre ellos.

Ingredientes y aditivos

Los ingredientes con los que ha sido elaborado un producto aparecen siempre en su empaquetado. Esto nos permite identificar rápidamente ingredientes nada saludables, como el azúcar y edulcorantes, pero también conocer todos aditivos alimentarios que han sido añadidos (precedidos de la letra E y un código alfanumérico).

Información nutricional

Al igual que los ingredientes, la información nutricional nos indica la cantidad de cada macronutriente (carbohidratos, proteínas, grasas, etc.). Si quieres aprender cómo interpretar la etiqueta de información nutricional, hecha un vistazo a nuestro artículo “Las 4 claves para entender las etiquetas de los alimentos“.

Etiqueta de información nutricional

Nutriscore

El sistema de etiquetado Nutriscore clasifica los alimentos atendiendo a su contenido de macronutrientes. Se compone de un sistema alfabético con colores, funcionando como un semáforo nutricional desde la “A” como mejor valor hasta la “E” como peor valor. Los colores nos permiten identificar esto de una manera más rápida y clara.

Imagen de nutriscore para conocer su funcionamiento

Los 5 alimentos no saludables disfrazados de saludables

Ahora que ya conoces las claves para clasificar los alimentos, vamos a descubrir algunos que aparentemente son saludables, pero que se alejan mucho de esa consideranción.

Bebidas vegetales, una alternativa no tan saludable

La alternativa a la leche de toda la vida, para personas intolerantes o que han decidido ser veganas, de origen vegetal como la soja, almendras o avellanas. Se nos ha estado diciendo desde varios medios que esta leche vegetal es más saludable que la leche de vaca, aunque no siempre es así.

En la realidad, estas leches no son saludables sino son 100% de origen vegetal, sin aditivos. Normalmente, este tipo de leche suele contener un máximo del 20% de origen vegetal y el resto de los ingredientes son: agua, azúcar y vitaminas añadidas. Revisa la información nutricional del producto para encontrar la marca de leche vegetal más saludable.

Alimento no saludable: Bebidas vegetales

Bebidas isotónicas para deportistas

Las bebidas isotónicas se consumen para reponer las sales minerales y el agua que perdemos al realizar una actividad física. Si que es cierto que estos alimentos (bebidas en este caso) reponen las sales minerales y nos hidratan, pero su alto contenido en azúcar los convierte en alimentos no saludables. Suelen contener aprox. unos 20 g de azúcar por botella, que no es nada beneficioso después de realizar ejercicio, ya que nuestro cuerpo acumula ese azúcar.

Si además, consumimos estas bebidas sin haber realizado actividad física, los hidratos de carbono que aportan se acumulan en nuestro cuerpo.

Para evitar esto, es recomendable revisar los valores nutricionales y encontrar aquellas bebidas que menos azúcar contengan o buscar una alternativa más saludable que puedes prepararte con estos ingredientes: Agua, bicarbonato, sal y limón.

Aunque si prefieres dar un mordisco a algo, puedes disfrutar de un par de piezas de fruta.

Bebidas isotónicas que sin marca, no tan saludables para deportistas

Tortitas de arroz y maíz, saludables hasta cierto punto

Este producto es tendencia entre las personas que realizan una dieta y buscan un contenido bajo en calorías. A pesar de ello, este alimento podríamos considerarlo no saludable por 2 motivos:

  • Composición: 80% cereales y el resto sal y saborizantes. Estos ingredientes forman hidratos de carbono de absorción rápida, en otras palabras, matan el gusanillo, pero no sacian a largo plazo.
  • Consumo: La cantidad recomendada son 30 g, si la sobrepasas, termina convirtiéndose en un alimento no saludable. Evita las alternativas dulces de este alimento, ya que solo aportan calorías vacías nada recomendables.

Tortitas de arroz y maíz

Zumos industriales, de origen saludable a no saludable

Estos productos, hoy en día empiezan a estar considerados ya como no saludables por parte de los consumidores. Por ello, las marcas están empezando a sacar variantes de los zumos 100% naturales y exprimidos. Pero, ¿por qué los zumos industriales genéricos son alimentos no saludables? La respuesta es que no contienen ni la mitad de los nutrientes que contienen las frutas de origen. Tampoco aportan la sensación de saciedad que nos aportan las frutas.

Además, suelen contener una gran cantidad de azúcar, que en el mejor de los casos será por que esta naturalmente presente en la fruta utilizado y en el peor, porque ha sido añadida.

Es importante mencionar que, hoy en día, podemos diferenciar en zumos y néctares. No son lo mismo, ya que el néctar se elabora a partir de un puré de frutas concentrado, ya sea normal o concentrado (o una mezcla) al que se le añade agua es el zumo y azúcar, miel o edulcorantes. Tampoco nos aporta la fibra que tiene la fruta, haciéndolos así menos saludables.

Si encuentras en tu supermercado una marca de zumo que indique que tiene un 0% azúcar, verifica que es así en la información nutricional, y que ese azúcar no está añadido de manera externa, sino que forme parte del azúcar natural de la fruta exprimida de origen.

Cadena de llenado de zumos industriales que no son muy saludables

Pechugas de pavo o pollo loncheadas

Es un alimento bastante común en nuestras casas y tenemos la creencia que son muy sanos y saludables para nosotros, además que nos pueden salvar en más de una ocasión cuando no tenemos tiempo para cocinar.

De este alimento, han salido variantes indicando que son bajos en grasa, sin sal o bajo en calorías. Esto es totalmente cierto, pero si vamos un poco más allá podremos ver que el producto original pasa por un proceso que retira los ingredientes no saludables (grasa, sal o calorías). Si bien durante este proceso se retiran estos ingredientes, esos huecos que han dejado debemos rellenarlos, aportando normalmente:

  • Espesantes, como pueden ser harinas
  • Sal
  • Proteína de soja
  • Leche en polvo
  • Azúcar

Como vemos, añaden ingredientes que hace que ya no sea saludable, el azúcar. La leche en polvo también puede contener grasa, en menor proporción que la loncha de pavo en origen, así como también aporta más azúcar.

Lonchas de pavo o pollo sobre tablero de cortar

El azúcar, el mayor problema de los alimentos no saludables

Hemos visto que los 5 alimentos que en primera instancia parecen ser saludables, acaban cayendo en el lado de los alimentos no saludables, y es debido principalmente al alto contenido de azúcar añadido.

Pero, ¿por qué les añaden a los alimentos azúcar en los procesos? Esta pregunta tiene fácil respuesta, el sabor. El azúcar, al combinarse con otros ingredientes, mejora ciertos sabores o texturas que pueden ser desagradables. Además, el azúcar provoca adicción facilitando así la compra de productos no saludables, pero que aparentemente lo son.

Es importante destacar que el azúcar, no tiene ningún beneficio nutricional, solo nos aporta sabor, calorías, mejora de la textura del alimento y es un buen conservante para los alimentos.

Lata de refresco vertiendo azúcar

En resumen, puedes consumir alimentos no saludables de forma puntual, pero recuerda seguir nuestros estas claves para identificarlos:

  • No pasarnos de la ración diaria recomendada.
  • Elige los productos no saludables menos dañinos para nuestro cuerpo.
  • Cuando dudes entre alimentos idénticos, revisa los ingredientes, el valor nutricional y la etiqueta Nutriscore.
  • Revisa los productos marcados como “Bajo en grasa” y similares.

Siguiendo estos consejos, podrás identificar en un simple vistazo si el alimento es saludable, o no.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *